Exportadores de Estados Unidos sufren escasez en contenedores vacíos

El aumento de las importaciones asiáticas destinadas al retail estadounidense que se abastece para las fiestas de fin de año está provocando una grave escasez de capacidad de transporte para los exportadores estadounidenses, y los productores agrícolas presentan dificultades para encontrar los contenedores que necesitan para enviar sus productos a los compradores extranjeros, informa Wall Street Journal.

Las líneas navieras que tratan de seguir el ritmo de la fuerte demanda de bienes procedentes de China se apresuran a desconsolidar y devolver los contenedores Asia, señalan fuentes de la industria. Eso deja menos contenedores disponibles para que los exportadores estadounidenses los llenen de soja, madera, algodón y otros productos.

“En este momento estamos lidiando con una verdadera emergencia de líneas navieras que rechazan las reservas para las exportaciones agrícolas del Transpacífico y cancelan las que ya están reservadas”, dijo Peter Friedmann, director ejecutivo de la Coalición de Transporte Agrícola, “Nos estamos quedando fuera de los mercados extranjeros”, aseguró.

La escasez es en parte el resultado del fuerte desequilibrio en el valor de los bienes que se movilizan a través del Pacífico. Las importaciones de Estados Unidos de China, por ejemplo, incluyen grandes volúmenes de productos electrónicos, ropa, juguetes y otros bienes manufacturados. Las exportaciones, en tanto, consisten fuertemente en bienes agrícolas voluminosos, junto con alimentos y bebidas de menor valor en el mercado.

La escasez de contenedores no es infrecuente durante los ajetreados meses del verano septentrional, pero es más intensa este año y se ha extendido a los puertos de todo el mundo a medida que la demanda ha pasado de mínimos a máximos históricos en pocos meses.

La elevada demanda de importaciones de Estados Unidos ha hecho que las tarifas de los fletes de los contenedores en la ruta China- USWC superen los US$4.000 por contenedor, mientras que los precios medios de envío de bines por contenedor desde Los Ángeles a Shanghái en las últimas semanas fueron de US$518.

Te puede interesar: Huracán Eta impacta en Nicaragua y se aguarda su avance hacia otros países de América Central

Para las líneas navieras, eso significa que tiene más sentido desde el punto de vista financiero devolver los contenedores a Asia en lugar de esperar a que viajen al interior del país durante varias semanas para llegar a los exportadores y luego regresar a los puertos de la costa.

“La demanda es impulsada por los consumidores estadounidenses que piden bienes como equipo deportivo, dispositivos de entretenimiento y muebles”, dijo Nils Haupt de Hapag-Lloyd AG. “Los buques de China a Estados Unidos están llenos y hay una gran demanda de contenedores vacíos en China. Esperamos que eso continúe durante el primer trimestre”.

El aumento de las importaciones de Estados Unidos despegó, luego que los grandes minoristas estadounidenses se apresuraron a reponer los inventarios que se habían agotado anteriormente en la pandemia y comenzaron a traer más productos de Asia a los estantes de las tiendas y a los almacenes de e-commerce a medida que las ventas de los consumidores se recuperaban.

El informe Global Port Tracker de la Federación Nacional de Minoristas y Hackett Associates LLC indica que los principales puertos de Estados Unidos importaron 2,11 millones de contenedores en septiembre, un 12,5% más que el año anterior y el total mensual más alto en los registros que se remontan a 2002.

“Estamos viendo más importaciones que nunca para la reposición de inventarios y no pueden ser procesadas lo suficientemente rápido”, dijo Gene Seroka, director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles. “Tenemos contenedores apilados de seis unidades de altura y el tiempo de permanencia en la terminal casi se ha duplicado a más de cuatro días. Es un tránsito de una sola dirección y los contendores vacíos son las últimos en ser procesadas”.

El puerto de Long Beach, en tanto, movilizó 88.903 contenedores vacíos de salida más que los cargados en octubre.

Seroka dijo que la pandemia de Covid-19 está exacerbando la situación porque hay menos gente trabajando en los almacenes y terminales debido a las pautas de distanciamiento social.

El desequilibrio comercial está afectando a los puertos y a los dueños de la carga en todo el mundo. En Corea del Sur, funcionarios del gobierno llamaron el jueves a los ejecutivos de las líneas navieras para advertirles que no violaran los contratos con los exportadores coreanos después de que se enviaran reclamos, debido al envío de contenedores vacíos a China a causa de las tarifas más altas de los fletes.

Los agentes de carga en China y Singapur dijeron que están inundados de solicitudes de más envíos de salida. “Hay una carrera para reservar cualquier contenedor vacío que llegue. No hemos visto tal demanda en más de una década”, dijo un intermediario en Shanghái.

Dado que el retail estadounidense sigue importando bienes en cantidades récord, los ejecutivos de la industria esperan que el desequilibrio y la escasez de equipos para las exportaciones continúe durante las vacaciones de fin de año.

La temporada alta de envíos en Estados Unidos va desde agosto hasta principios de octubre, pero este año “tenemos una temporada alta de esteroides, que comenzó en julio y aún continúa”, dijo Steve Ferreira, el director ejecutivo de la firma consultora Ocean Audit basada en Nueva York.

Por MundoMarítimo